SILVIA FRAGA | Cultura, talento y tecnología

Directora General de Estrategia y Marca en PLEXUS TECH. Communication & Marketing Director


Foto: Silvia Fraga.

Silvia Fraga

Directora General de Estrategia y Marca en PLEXUS TECH. Communication & Marketing Director

www.plexus.es


"La tecnología nos envuelve, pero al contrario de lo que pueda parecer, nos ayudará a hacer la vida más fácil. El talento de las personas seguirá siendo el valor diferencial de cualquier proyecto. Nada desaparecerá, solo se transformará". Así se presenta Silvia Fraga, apasionada de la comunicación y la gente, Directora General de Estrategia de Plexus Tech, donde dirige la comunicación, la reputación y la estrategia de posicionamiento de una gran compañía gallega que tiene presencia ya en 27 países, cuenta con más de 1600 profesionales y se ha posicionado como referente en los grandes clientes del IBEX35: banca, retail, turismo, sanidad y servicios públicos.


V.- En Plexus Tech, ¿cómo habéis vivido esta pandemia?

SF.- La empresa, aunque sea una tecnológica, es lo que es gracias al talento de los más de 1.600 profesionales que trabajamos en esta gran familia que es

Plexus Tech. Por eso, como todos, hemos tenido momentos de miedo, de tensión, de echar de menos nuestra vida. Es por ello, por lo que nos planteamos una declaración firme e inmediata con una carta de nuestro CEO, afirmando que no íbamos a hacer ningún ERTE a pesar de que la situación nos afectó como compañía, sobre todo en el primer momento del parón generalizado, motivado por la comunicación del Estado de alarma.


V.- ¿Qué hicisteis?

SF.- Tuvimos que ponernos manos a la obra para reasignar, para convertir una amenaza en una ventaja competitiva: se hicieron muchas formaciones, otros dieron aire a proyectos que pudimos acelerar con más talento y muchos apoyaron al área de innovación y producto lanzando soluciones para la salida segura del COVID. No te voy a decir que fue fácil, pero sí tengo claro que trabajamos muy unidos a pesar de la distancia y con un rumbo claro, marcado por el liderazgo de nuestro CEO, Antonio Agrasar. Este liderazgo, el esfuerzo común y la agilidad, marcaron la continuidad de nuestros proyectos y el acceso a otros nuevos.


"¿Sabes contar? Cuenta conmigo".




V.- ¿Y comunicándose?

SF.- Trabajamos en la distancia, pero todos sabemos que estamos a un simple click para cualquier cosa. Esa es nuestra filosofía y el alma de nuestra compañía. En el cristal del despacho pone: "¿Sabes contar? Cuenta conmigo". Es una actitud de la compañía, desde el CEO hasta recruiting, talento, los project manager… refleja uno de los grandes valores de Plexus como empresa. Yo hablo mucho con la gente, es parte de mi trabajo que sepan que siempre hay alguien ahí. A veces, las empresas olvidamos que el conocer la información de abajo a arriba nos ayuda a adelantarnos a problemas. Hablar con nuestra gente y ayudarles en temas que para ellos son muy importantes, eso es lo que distingue a las empresas más humanas.


"Trabajamos en la distancia, pero todos sabemos que estamos a un simple click para cualquier cosa".


V.- ¿Ha cambiado la comunicación?

SF.- ¿Qué no ha cambiado? Imposible comunicar en la compañía como hace veinte años. La comunicación siempre es importante. En esta sociedad, llena de inputs por multitud de canales, necesitamos información clara, cercana y tranquilizadora. En una compañía como la nuestra, en la que trabajamos deslocalizados en 17 oficinas y ahora en miles de casas, necesitamos crear canales de comunicación bidireccionales. En nuestro caso, hemos creado hasta una filosofía con nombre propio: Plexology. Un conjunto de acciones de formación, conocimiento transversal, campañas que unen a todos y cada uno de los que formamos Plexus, pasando por un equipo que se dedica al cuidado del talento. Nuestro departamento de “Cultura y Talento”, lo que sería RRHH en otra compañía, en su propio nombre va implícita una declaración de intenciones: se encarga de cuidar a todo el personal desde el arranque de su carrera en Plexus Tech, y están en continua evolución para ofrecer apoyo a los compañeros en todas las necesidades profesionales y también personales que puedan tener.



“Nuestro departamento de cultura y talento es una declaración clara de lo que queremos trasladar como compañía. Ellos se encargan de acompañar a todos los compañeros desde su incorporación, hasta su evolución de carrera dentro de la compañía y resolver cualquier necesidad que puedan tener a nivel personal y profesional".


V.- ¿Hay que utilizar todos los canales?

SF.- Hay numerosos canales que se han abierto, pero sobre todo, tenemos que que ser capaces de llegar a nuestra gente en la forma en la que ellos se comunican. Tenemos que hacer el esfuerzo de entender a todas las generaciones. Es por ello que fuimos la primera tecnológica de España en crear un canal de TikTok ¡y durante la pandemia! Pero además, comunicamos realizando campañas de concienciación contra el maltrato, a favor de los niños hospitalizados con la Fundación Aladina, Unicef u organismos locales como Amicos. Esto también comunica los valores de la compañía y te hace sentir orgulloso de formar parte de tu empresa.


V.- Tecnología y personas. ¿Va la tecnología a acabar con el trabajo y las personas?

SF.- Hollywood nos hizo mucho daño. Desde “Yo robot”, “Soy Leyenda”, pasando por Terminator… Las máquinas aparecían para acabar con los humanos. Esto no es una guerra. Y fíjate si lo creemos que nuestro slogan es #TecnologíaconAlma, es decir, toda una declaración de intenciones. Hace pocos días veía una conferencia Tedx de Garri Kaspárov cuyo título era “No temas a las máquinas inteligentes, trabaja con ellas”. Este hombre, ídolo de masas, tiene la mejor máquina que, por el momento, existe y crea el ser humano día a día: el cerebro. Las máquinas que estarán preparadas mañana para mejorar la medicina, la rapidez de los diagnósticos, la predicción de temporales y salvar vidas; mejorar los materiales para ser más respetuosos con el medioambiente, ser capaces de ver a nuestros abuelos como lo hemos hecho durante la pandemia. Todo eso, se está nutriendo de la inteligencia de cada uno de nosotros. Somos nosotros los que hacemos que esas máquinas puedan mejorar nuestras vidas.


Somos nosotros los que hacemos que las máquinas puedan mejorar nuestras vidas.



V.- Suena bien.

SF.- Pero es cierto, hay un cambio sustancial que las generaciones tienen que saber: habrá un gap entre los mayores ahora de 55 y los menores de 25, un salto que tenemos que ser capaces de aprovechar, uniendo experiencia y conocimiento tecnológico nativo. Europa no nos pide proyectos tecnológicos, nos pide que nuestros modelos de negocio lo sean para cambiar el modelo productivo. Y tenemos como individuos, como empresas, como emprendedores, como sociedad muchísimos retos. Yo invito a todos a encontrar el suyo.


V.- ¿Qué talento se busca en las empresas tecnológicas?

SF.- Actitud más conocimiento. Lo primero lo tienes o estás fuera, lo segundo, aún tienes tiempo. Esta es nuestra máxima. Nunca es tarde. Nunca está todo visto. Lógicamente, si te dijera que en las empresas tecnológicas no buscamos conocimiento informático, matemático, científico nos estaríamos engañando, pero es que, además, necesitamos actitud para crecer, para seguir aprendiendo y no solo hablo de conocimientos técnicos, sino de capacidades de comunicación, de liderazgo, de trabajo en equipo. Trabajos mixtos que sepan vender tecnología sin miedo, con ganas, con pasión, porque la tecnología ha llegado para quedarse. Mi propuesta es: abracémonos a ella y exprimamos lo que le falta, nuestra empatía, nuestra emoción. Eso no lo suplirán as máquinas en muchas décadas, por suerte.


V.- ¿Cuál es la situación de la mujer en las empresas tecnológicas?

SF.- Manifiestamente mejorable. Sin paños calientes. Estudiar ingeniería informática, matemáticas, biotecnología no puede estar ligado a los chicos, pero para eso, tenemos que hacerlo atractivo visibilizando bien el trabajo real a día de hoy, de un profesional. Necesitamos mujeres STEM, necesitamos el talento femenino, la sensibilidad femenina y el aporte de una visión para completar la otra. El mix de equipos de trabajo son necesarios.



V.- ¿Qué podemos hacer?

SF.- Necesitamos introducir en la educación habilidades tecnológicas transversales. La tecnología no va a ser una elección, entrará en todas las carreras y trabajos. Es importante que les apetezca estudiar carreras de ingeniería o hacer FP tecnológicas o un postgrado en Inteligencia artificial, en analítica de datos o biotecnología. Pero para ello, empresas e instituciones tenemos que hacer un trabajo conjunto y, sin duda, la educación tiene que adaptarse a los tiempos que vivimos. Hay niños de la Generación BIT (a partir de 2010) que estudian como hace 100 años, memorizando. Esto no es trabajar en lo que va a pasar, esto es seguir yendo hacia atrás. Y el futuro no va a ir por ahí. Estos niños van a programar sí o sí, van a necesitar habilidades tecnológicas sí o sí. No hay elección. O cambiamos el modelo, o nos veremos hundidos con grandes problemas para cambiar el sistema en las siguientes generaciones.


"La tecnología no va a ser una elección, entrará en todas las carreras y trabajos".



Logo VEINTE.png