JUAN MARTÍNEZ DE SALINAS | Empleabilidad

Actualizado: ene 30

Una persona inquieta, creativa, resolutiva y con gran capacidad de trabajo. Consultor estratégico de capital humano. Formador y conferenciante sobre gestión de las personas en las organizaciones.


Foto: Juan Martínez de Salinas.

JUAN MARTÍNEZ DE SALINAS

Atracción & Gestión del Talento️ | Desarrollo Profesional | Marca personal & Employer Branding | Formación | Recursos Humanos | Empleabilidad

http://guideyourtalent.com | www.juanmartinezdesalinas.com



V.- Recientemente, se ha celebrado el UPDATE Zaragoza ¡Enhorabuena un año más!

JM.- Gracias. El update es un eventazo que llevamos organizando en Zaragoza desde el año 2017. Gracias a "Zaragoza activa" que confía en mi creatividad y en mi capacidad de organizar cosas diferentes e innovadoras en el mundo de la gestión de las personas.


V.- ¿Cada año es diferente?

JM.- Cada año elegimos una temática diferente relacionada con el mundo de la empresa, las personas, la empleabilidad, los conocimientos y las competencias.


V.- ¿Por qué lo hacéis?

JM.- Porque tenemos que ser conscientes de que nuestra empleabilidad es responsabilidad nuestra. Podemos tener personas que nos acompañen en el proceso de cambio, mejora o evolución, pero no podemos olvidar que nosotros somos los protagonistas de mostrar y saber sacar partido a nuestro talento.


V.- Definamos empleabilidad.

JM.- Para mí, la empleabilidad es la capacidad de adaptar nuestras circunstancias profesionales y personales, capacidades, competencias y conocimientos a las necesidades del mercado laboral en cada momento para no quedarnos descolgados. Es importante porque el mercado laboral requiere cada vez más que nos adaptemos con mayor rapidez. Esto es incompatible con el inmovilismo en el que hemos vivido en años pasados, que deja patente que ya no es la mejor forma de acometer la búsqueda de empleo.




“Tenemos que ser conscientes de que nuestra empleabilidad es responsabilidad nuestra”.


V.- ¿Eso va más allá de tener un buen CV?

JM.- Nuestros títulos académicos, cursos, experiencias, competencias y capacidades tenemos que saber traducirlas en cosas que sabemos hacer; o en cuestiones que somos capaces de ayudar a solucionar a los grupos de interés a los que nos dirigimos, con independencia de que trabajemos por cuenta ajena o propia. Planificar es necesario en su justa medida, sin olvidar ejecutar y actuar. Solamente desde la acción seremos capaces de conseguir alcanzar nuestros objetivos.


V.- ¿Y podemos conseguir nuestros objetivos?

JM.- Las oportunidades tenemos que crearlas, no olvidemos que nunca existe el momento perfecto para nada. Somos capaces de conseguir todo lo que nos propongamos. Es cuestión de saber domar nuestros miedos, de confiar en nosotros mismos, de trabajar con esfuerzo y dedicación, de tener actitud para superar las curvas que surjan en el camino, de ir dando los pasos a nuestro ritmo y de alejarnos de la comodidad y la pereza. Es cuestión de centrarnos en nuestras fortalezas para brillar cada día con más fuerza. Tener talento y una sólida red de personas son una fórmula que puede garantizar el éxito, aunque en el mundo del talento y las personas no existe la ciencia exacta.




"La empleabilidad es la capacidad de adaptar nuestras circunstancias profesionales y personales, capacidades, competencias y conocimientos a las necesidades del mercado laboral en cada momento para no quedarnos descolgados".



V.- Acabas de publicar "Cuarto y mitad de contactos". ¿Es lo mismo un contacto que un enchufe?

JM.- Rotundamente no. Un enchufe es alguien que te coloca en un sitio con independencia de tu valía, talento o capacidad. Llegas a ese puesto por ser tú, a pesar de poder ser un verdadero incompetente. El enchufe ha existido, existe y existirá siempre. Un contacto es una persona que te conoce y que sabe perfectamente de lo que eres capaz. Un contacto de calidad te recomienda y te puede hacer llegar oportunidades si se da el caso, porque te conoce bien y es conocedor de tu talento por lo que lleva vivido a tu lado, aunque luego te toca demostrar tu talento para generar esa credibilidad desde la acción.


V.- Entonces, ¿necesitamos tener nuestra red de personas?

JM.- Nuestra red de personas cada vez es más necesaria.

Tenemos que cuidar a nuestras personas de forma permanente en el tiempo. Es vital prestar nuestra ayuda, dentro de nuestras posibilidades, a las personas de nuestra red que lo puedan precisar. Esa ayuda cambia el mundo de esa persona. La clave es tener a nuestras personas siempre, para que estén ahí por si en algún momento las podemos necesitar.

Pero hay que estar siempre con ellas. El problema es acordarnos solo de nuestra red de personas cuando necesitamos algo de ellas.



"Esa ayuda cambia el mundo de esa persona y muchas veces, ayudar se traduce en escuchar, estar ahí, acompañar y aportar tu grano de arena."



V.- ¿En qué consiste ayudar?

JM.- Muchas veces, ayudar se traduce en escuchar, estar ahí, acompañar y aportar tu grano de arena. Debemos de elegir muy bien a nuestras personas y generar una comunidad diversa en la que nos sintamos parte. A veces, esperamos mucho de nuestras personas, porque damos por hecho muchas cosas, pero ayudar a otros no garantiza que ellos te asistan en un futuro si tú lo precisas. Al final, tener una buena red de personas es un tesoro. Lo único es que se ha perdido el norte en la gestión de nuestros contactos. Este libro surge para aportar sentido común al desmadre de los contactos. Hoy en día nos creemos el ombligo del mundo y con derecho de pedir de todo a cualquiera. No podemos olvidar que nadie tiene obligación de hacer nada por nosotros.


V.- ¿Por dónde empezamos?

JM.- Para empezar, debemos primar calidad a cantidad. De nada me sirve tener 500 o 1000 contactos a nivel online u offline sino saben de mi existencia real.












©2021 | Revista VEINTE de Recursos Humanos

Política de privacidad