JOAN MONTANER | Valores, propósito, personas

Valores, propósito, personas y flexibilidad. Claves para convertir Grup Montaner en el lugar en el que todo el mundo quiera trabajar. Hablamos con su director general: Joan Montaner.


Foto: Joan Montaner.

Joan Montaner

Director General Grup Montaner

www.montaner.com



V.- "Grup Montaner, el lugar donde todo el mundo quiera trabajar". ¿Cómo lo hacemos, Joan?

JM.- Los valores. A las empresas, como a las familias, nos unen los valores y, por tanto, una de las cosas más importantes en una compañía es tener su buen propósito, un buen fin y valores.


V.- Y que se vean los valores, entiendo.

JM.- En nuestra empresa trabajamos con personas, que es lo más complicado del mundo, pero también lo más apasionante del mundo. Transmitir y hacer llegar los valores es un trabajo del día a día. Los recordamos y trabajamos en sesiones de trabajo por equipos, en jornadas internas, incluso los demostramos cuando discontinuamos con un cliente porque, por más que facture, no comparte nuestra forma de ser y de trabajar. Queremos poner siempre en valor a nuestras personas, y esto es una forma de demostrarlo.


“Todo empieza por aquí: unos buenos valores y un buen propósito".


V.- ¿Y se genera compromiso?

JM.- Sí. Y queremos que las personas sean las mejores embajadoras de la marca. Por ejemplo, el mes pasado sacamos el primer anuncio de la compañía y fue sobre Quality, nuestra marca especializada en trabajo temporal en TV3 y radios regionales; y más del 80% de las personas que están trabajando en el grupo, estuvo pendiente y lo vio o escuchó. Y eso que ya lo habíamos visto antes en vídeo. Pero la gente estuvo pendiente y les gustó, decían que se sentían orgullosos. Compartían corazones azules en las reuniones o por WhatsApp y no paraban de escribir: "¡qué chulo!". Lo más bonito es esto, que lo sienta tu equipo.





V.- Así que partimos de un propósito y de valores.

JM.- Todo empieza por aquí: unos buenos valores y un buen propósito. En datos, somos una empresa con poca rotación, pero es verdad que el talento tiene que ir renovándose y, además, vamos creciendo, por lo que queremos que las personas que quieran venir, tengan realmente ganas de hacerlo.


V.- ¿Y cómo habéis superado esta situación de pandemia?

JM.- El covid-19 y la pandemia han tenido una parte muy amarga, muy triste: muchas personas han fallecido. Y hay sectores que se tendrán que reconstruir y reformular. Como siempre pasa, porque el mar no está plano. Este año ha habido olas de metros que tumban barcos. Pero nosotros decimos que cuando viene un temporal, siempre hay oportunidades. Hay que cambiar y mejorar porque si no, nos quedamos atrás.


"El valor real de las empresas no está en las empresas, está en el valor de las personas".


V.- ¿Y qué habéis cambiado en Grup Montaner?

JM.- Pues, por ejemplo, hemos duplicado el personal de nuestro departamento de Seguridad y Salud. Hemos crecido mucho en los últimos años como compañía y gracias al trabajo de este equipo, llevamos tres años reduciendo los accidentes de trabajo en más de un 50%. Nuestro mensaje es claro: cada persona tiene que volver a casa, sana, con su familia. No vale que lleguen unos cuantos, tienen que llegar todos. La obsesión es esa. Por otra parte, una de las cosas más especiales e importantes que hemos hecho es crear un modelo de trabajo en remoto, no un teletrabajo. Y digo especiales porque sin la pandemia no creo que lo hubiésemos hecho. Y, sobre todo, porque el modo en que lo hicimos es el que nos ha dado los mejores resultados.


V.- ¿Y cómo lo habéis hecho?

JM.- Se ha hecho de abajo hacia arriba. Se han hecho entrevistas para conocer las necesidades de cada uno, se ha buscado el para qué, el cómo, de qué forma y se ha hecho entre todos. De ahí salió un documento. Yo solo pedí una cosa: que nos viéramos como equipo, por lo menos, una vez por semana.


V.- ¿Por qué?

JM.- Porque somos una empresa muy familiar, somos casi 80 personas, más 20 asociadas a empresas y otras 3.500 que están con nuestros clientes. Pero queríamos que esas 80 personas que estamos en oficinas centrales estuviéramos lo más visibles posible. Apostamos por la fórmula 4/1 en Grup Montaner, y 3/2 en Quality. El día presencial se aprovechaba para que los equipos hicieran sus reuniones semanales en persona y así se mantenía esa relación entre todos. Durante el confinamiento, con el mismo objetivo de mantener el contacto más allá de lo estrictamente laboral, hacíamos afterworks y aperitivos los viernes por la tarde a los que podía asistir quien quisiera, ¡y eran un éxito!


V.- Un buen trabajo, entonces.

JM.- Sobre todo gracias a todos los departamentos, se implicaron todos, desde sistemas garantizando que todos pudiésemos trabajar, hasta marketing con sus encuestas para diseñar el nuevo modelo de trabajo, a laboral informándose de las nuevas normativas, etc.


"Las personas mueven el mundo y son las que te hacen pasar de la mediocridad a ser una empresa top".




V.- ¿Y cuál ha sido el resultado?

JM.- Es muy positivo. Tras las últimas entrevistas individuales a empleados y encuestas anónimas, hemos conseguido un 89% de satisfacción. Estamos centrados en las personas y en hacerlas brillar. Esto lo hacemos con nuestro programa IMPULSO, que es obligatorio para los directores, managers o cualquier cargo que sea responsable de equipo. Las personas mueven el mundo y son las que te hacen pasar de la mediocridad a ser una empresa top. Todas las personas de la compañía tienen un variable que responde a criterios cuantitativos y cualitativos. Por un lado, podemos medir la contribución a la compañía y cada persona tiene un porcentaje en relación al BAI. Por otro lado, hay el objetivo más cualitativo centrado en el desarrollo profesional. Cada uno decide qué quiere mejorar para superarse, para brillar. Queremos ser una empresa top gracias a nuestras personas Y es una parte importante porque es el 40% del variable. Se mide con dos objetivos. Uno, un acuerdo entre el trabajador y el manager sobre su puesto de trabajo. El trabajador se autoevalúa e indica lo que puede mejorar y, junto a su manager, establecen un plan de acción de mejora. Y dos, el propio trabajador decide en que quiere mejorar y se compromete a hacerlo.


Logo VEINTE.png