· 

Sonia M González - Adecco Training

SONIA M. GONZÁLEZ

Sonia M. González Diéguez
@SONIAGONDI
Directora Adecco Training CyL
www.adeccotraining.es


V.- Sonia, antes de hablar de lo que la formación les aporta a las empresas hoy en día, ¿qué te aporta a ti? ¿Por qué decidiste dedicarte a la formación? ¿Hay algún motivo?
SG.- La verdad es que siempre me ha gustado la formación. Es una colaboración muy estrecha con las empresas, con el desarrollo de sus plantillas y soy una apasionada del desarrollo de las personas.

 

V.- La verdad es que se te nota la pasión que tienes al hablar.
SG.- Es que soy curiosa por naturaleza. La formación permite desarrollar habilidades, crear entornos saludables, descubrir las entrañas de la empresa, lo que está pasando, conocer a las personas que están
trabajando en ellas, vers sus dificultades y ofrecerles
soluciones.

 

V.- ¿Y las empresas piden formación o hay que ofrecérsela?
SG.- Hay de todo. Existen empresas con un plan de formación y piden formaciones concretas; pero la mayoría no detectan bien sus necesidades. A veces, creen que necesitan una formación específica en calidad, por ejemplo, y lo que necesitan es una formación en comunicación. Ahí está nuestra labor: detectar la necesidad formativa y encontrar soluciones.


V.- ¿Y cómo está el panorama de la formación?
SG.- Con este entorno tan cambiante en el que estamos, queda mucho por hacer en las empresas. Los departamentos de recursos humanos se ven desbordados. Por un lado, saben que tienen que mantener el talento que ya tienen y por otro, que deben trabajar en planes de formación orientados a las habilidades digitales.


V.- ¿Existe una preocupación por lo digital?

SG.- Sí, existe. De hecho, las empresas invierten en tecnología y máquinas, pero necesitan personas que sepan usar las nuevas herramientas digitales. No sirve poner máquinas con una pantalla digital si las personas no saben usarlas o les da miedo.


V.- ¿Has dicho miedo?
SG.- Sí, ante el cambio solemos tener miedo, lo vemos como una amenaza, pero tenemos que saber gestionar bien el cambio, encontrar motivos para el cambio. Esa es nuestra misión en formación. Primero, sensibilizar y después formar. Ver que somos capaces de aprender y luego, aprender las herramientas. Las tareas cambian, pero nosotros podemos adaptarnos a las nuevas tareas.

 

V.- ¿Es todo tecnología y digitalización lo que se demanda?
SG.- No, hay más. Por ejemplo, en Adecco estamos muy centrados desde el año pasado en los cambios del convenio del metal que requiere formaciones muy concretas y las empresas siguen demandando formación en habilidades de comunicación, influencia de los mandos intermedios, trabajo en equipo,  productividad o marca personal. La marca personal mejora la empleabilidad de las personas, pero además, la suma de marcas personales genera la marca empresa. Es buena para la organización.

 

 V.- Entonces, podemos decir que la formación está viva.
SG.- Sí, si no nos formamos, morimos. Hoy en día es necesaria una formación continua. Antes, tenías que tener una titulación; ahora, tienes que estar en constante actualización. De nada sirve lo que tengas, si no sigues actualizándote.

 

 V.- ¿Y a quién le corresponde decidir qué formación hacer?
SG.- Las empresas tienen que apostar por la formación, pero los empleados también. Tenemos que pensar en nuestro aprendizaje y demandar lo que necesitamos aprender. Somos responsables de seguir aprendiendo.

 

V.- ¿Personas o máquinas?
SG.- Personas y máquinas. Las máquinas tendrán sus posiciones y nosotros tendremos otras Por eso es imporante formarse hoy más que nunca. En todas las profesiones, en todas las empresas... El entorno lo demanda y los cambios avanzan a un ritmo muy alto, por tanto, tenemos que buscar una formación continua.


V.- Pues muchas gracias por tu visión apasionada de la formación, Sonia.
CA.- Muchas gracias a ti, Mario.