SCRUM

Reportaje


Scrum

Un término del rugby que se ha puesto de moda en el desarrollo de productos y servicios.

Después de una falta menor en rugby, los equipos realizan el Scrum (melé), una formación fija cuya función es disputar la pelota y volver a ponerla en juego. Se requiere de un equipo bien organizado y que de forma rápida haga que el juego continúe. Y eso es lo que se persigue con la metodología ágil Scrum al hablar de desarrollo de servicios, productos y sobre todo, software: llegar rápido al mercado. Hablamos sobre el día a día del trabajo en Scrum con Susana Montes de Inditex, Adrián López de Accenture Digital y Tamara Rodríguez de Vueling

V.- ¿Cómo definimos Scrum?

TR.- Scrum es un framework, un marco de trabajo dentro de las metodologías ágiles. Actualmente es la más usada a nivel mundial. AL.- Y aunque Scrum se relaciona constantemente con el desarrollo software, lo cierto es que nació para abordar problemas complejos sin importar la naturaleza de los mismos.

 

V.- Es decir, ¿existe fuera del ámbito tecnológico?

AL.- Sí, de hecho, según el último informe “Scrum Master Trends 2019”, solo el 33% de los profesionales

 


 

que trabajan como “Scrum Master” en todo el mundo, lo  hacen en IT. En otros ámbitos como finanzas, seguros o  consultoría se usa también Scrum y cada vez más.

 

V.- ¿Por qué aplicar Scrum?

SM.- Scrum funciona muy bien en entornos cambiantes,  inciertos y dinámicos en donde necesitas un feedback  rápidamente. Lo que no tiene sentido es utilizar Scrum en  entornos donde no hay un grado de incertidumbre alta.  AL.- Como buen gallego, voy a decir que depende. Cada  organización es un mundo y podrá aprovecharlo en  función de sus necesidades. El uso de Scrum permite  obtener feedback continuo para adaptarse a los cambios y  reaccionar a tiempo.

 

 V.- ¿Scrum nos permite adaptarnos y entregar valor    rápido,   entonces?

M.- Sí, el objetivo es la entrega de valor temprana, pero no a cualquier precio. De forma resumida: con Scrum   

Adrián López Scrum Master en Accenture
Susana Montes Scrum Master en Inditex

 

entregas valor rápido y todo el mundo está contento. ¿qué más se puede pedir?

TR.- Como al finalizar cada sprint, realizas una entrega útil, se pueden corregir los errores o realizar mejoras en tiempo real.

AL.- Aún recuerdo el día cuando alguien del equipo envió por error una "push notification" de prueba a los usuarios reales de la app en desarrollo, que ya tenía su primera versión en producción.  Por fortuna, el texto de la notificación era normal y el impacto relativamente pequeño. Esto no hace más que poner en valor los procesos de testing en todas las fases del desarrollo de un producto y, tal como nos enseña Scrum, a iterar, inspeccionar y adaptarse.

TR.- Scrum es un marco de trabajo adaptivo, aunque hay que seguir el manifiesto ágil.

 

V.- ¿Con qué problemas os habéis encontrado?

AL.- Algunos problemas recurrentes pueden ser la no conciencia de equipo y la lucha de egos.

TR.- Para mí, el principal problema es que el equipo no crea en Scrum por lo que sea hará muy difícil la integración.

 


Tamara Rodríguez Scrum Master en Vueling

 

 

SM.- En esencia, los problemas son los que nos  podemos encontrar encualquier otro lado. Es un reto entender que el poder se diluye, que se trabaja en equipo, que se materializan principios como la trasparencia, la comunicación, el respeto, la humildad.

AL.- La solución pasa por fomentar un clima de confianza que genere un compromiso.

SM.- Y predicrar con el ejemplo.

AL.- Actividades de “team building” pueden ayudar a crear este pensamiento de equipo.

 

V.- Scrum se basa en el equipo: Product Owner, Scrum Master, Equipo de desarrollo... ¿Existe rivalidad entre los diferentes roles? SM.- Dentro del equipo Scrum generalmente todo el mundo acepta el juego de roles, aunque entender qué tiene que hacer cada rol y qué se espera de él es un proceso que lleva tiempo.

TR.- Yo no he visto rivalidad en los roles, ya que dentro de los equipos no se siente el estatus de jerarquía y, de hecho no lo hay como tal.

AL.- Es habitual encontrar al “Scrum Master” organizando el trabajo del equipo y ejerciendo, de

 

alguna manera, de “jefe" de proyecto, pero sin embargo, este rol no existe ni tiene ninguna equivalencia en Scrum.

TR.- De hecho, el equipo que ejecuta tiene todo el apoyo tanto del PO como del SM.

AL.- Existe un reparto de poder. de forma que las responsabilidades se dividen entre todos.

SM.- En mi opinión, hay más confusión en el rol que juegan ahora las personas externas al propio equipo Scrum, como pueden ser muchos de los stakeholders.

 

V.- Planificar, reuniones todos los días, revisión, restrospectiva... ¿No os dicen que son muchas reuniones?

AL.-  El número de veces que he escuchado esto es incontable, pero no puedo estar más en desacuerdo.

SM.- No hay desperdicios, tienes las reuniones que tienes que tener. Todas las reuniones tienen un propósito definido y una duración máxima en función del sprint. Y sobre todo son, o deberían ser, muy eficientes. Si lo que tienes que decir puedes comunicarlo en 3 minutos en lugar de 12, mejor.

 

Manifiesto ágil


Proceso de Scrum

AL.- Los eventos en Scrum nos ayudan y mucho. ¿Es posible estar realizando reuniones que no son productivas? Sí, pero entonces lo que hay que preguntarse es qué estamos haciendo mal. ¿Acaso no aporta valor usar una “Sprint Retrospective” para hacer visible un problema, proponer una solución entre todos, e intentar aplicarla en el siguiente sprint?

TR.- Las ceremonias o reuniones tienen un tiempo máximo y, realmente, lo que puede parecer llamativo son las Dailys Meetings, las reuniones diarias, pero estas sirven para sintetizar el estado del sprint, los impedimentos y lo que falta, por lo que evita reuniones improductivas e interminables

 

V.- Para hacer un sprint, ¿cómo valoráis el tiempo de las tareas? SM.- En nuestro caso, abogamos por pensar en la complejidad de las tareas en lugar del tiempo que lleva acometerlas. La mejor métrica para saber cuánto tiempo nos va a llevar hacer algo es lograr un consenso del equipo, ya que no todos trabajamos a la misma velocidad, ya sea por desconocimiento, porque disponemos habilidades diferentes, etc.

AL.- Nosotros usamos lo que se conoce como "Planning Poker". Una técnica de

estimación donde cada miembro del equipo asigna a cada tarea un valor en base a la sucesión de Fibonacci (1, 2, 3, 5, 8, 13, etc). Valores pequeños representan un esfuerzo pequeño, mientras que valores grandes representan un esfuerzo grande. Existen múltiples herramientas online para usar esta técnica, pero desde que tenemos una baraja de cartas física, no podemos vivir sin ella.

 

V.- Entiendo que la comunicación en equipo es fundamental en Scrum, ¿cómo hacéis para coordinaros?

AL.- Nos valemos de Slack, una herramienta para la comunicación de equipos que integra cientos de aplicaciones.

SM.- Lo suyo sería que si todos estamos presentes físicamente, hablemos. Si por el contrario, estamos dispersos físicamente, mejor vídeo, llamada o mensaje, por este orden. Lo que buscamos es que la comunicación sea altamente efectiva.

TR.- Normalmente, utilizamos Jira para poder visualizar el estado del proyecto  y las tareas, pero el cara a cara con el equipo es muy importante. Por eso  se realizan las diferentes liturgias o reuniones con  el equipo.


Reportaje Scrum

Entrevistas que te pueden interesar

Celia Hil
Leandro Fernández Macho
Rubén Montesinos
Josefina Riber

Libros que te pueden interesar

La rebelión de las moscas
Jobcrafting
Con el tiempo en los talones: Gestión del tiempo
Superpoder Creativo
Liderazgo Zidane

Comentarios: 0