El abandono escolar temprano continúa siendo un problema en España

‘IV Informe Young Business Talents: La visión del profesor’ sobre la situación de la educación en España, desarrollado por ABANCA, ESIC, HERBALIFE NUTRITION y Praxis MMT.



Aunque el abandono escolar temprano en España está disminuyendo desde los últimos 11 años, aún sigue siendo el más alto de Europa. En relación a estos datos, el 52% de los profesores españoles considera que la tendencia sobre el abandono escolar no ha cambiado y que incluso ha aumentado en la última década, según se desprende del ‘IV Informe Young Business Talents: La visión del profesor’ sobre la situación de la educación en España, desarrollado por ABANCA, ESIC, HERBALIFE NUTRITION y Praxis MMT.

En este sentido, los profesores creen que las principales causas del abandono escolar se deben a cuatro problemas principales: la pérdida de la cultura del esfuerzo y la tolerancia ante las frustraciones (55,5%), el bajo interés que muestran los alumnos por el estudio (35,7%), los contenidos educativos no conectan con los intereses actuales (30,9%) y porque los alumnos no sienten que estudiar les permitirá tener un futuro mejor (29%).

“Debido a la situación actual derivada de la crisis sanitaria del coronavirus, los profesores españoles siguen teniendo una percepción alta en cuanto al abandono escolar de sus alumnos. Nos enfrentamos a una crisis de aprendizaje agravada por la pandemia que pone en riesgo el no retorno de los alumnos a las aulas, porque no pueden o no quieren continuar con sus estudios”.


Mario Martínez, director del Informe Young Business Talents.

A raíz de la pandemia, los profesores creen que el futuro profesional de los jóvenes se verá afectado. El 48,9% considera que se acostumbrarán al teletrabajo y a no depender de un espacio físico para trabajar, el 48,3% piensa que los jóvenes se verán obligados a desarrollar habilidades nuevas para lanzar sus propios emprendimientos, el 38,3% cree que desarrollarán negocios vinculados cada vez más con la tecnología y la globalización, y el 35,1% de los profesores opina que las crisis económica hará que se retrasen los planes de emprender a corto plazo.

Hasta el año 2019 el porcentaje de profesores que pensaba que la educación había mejorado en los últimos años se acercaba al 50%, pero desde hace dos años, este porcentaje ha disminuido y viene aumentando el de profesores que consideran que la calidad de la educación ha empeorado en los últimos años. De esta forma, el 31,6% de los profesores españoles considera que la calidad de la enseñanza está en descenso en los últimos años, cuando en 2018 solo el 21,6% tenía esta percepción.

Un aspecto a destacar son los resultados en cuanto al sentimiento que tienen los profesores frente al nivel de respaldo por parte de las autoridades. El 56,5% se siente poco o nada satisfecho al parecerles claramente insuficiente; frente al 14,8% que se siente bastante o muy satisfecho. Estos datos van en la misma línea respecto al reconocimiento social por su labor docente. Existe una clara mayoría de profesores que se sienten poco o nada satisfechos con el reconocimiento social a su labor (51%), frente a los que se sienten bastante o muy satisfechos (16,9%).

El 72,9% de los docentes afirma que sus alumnos no están preparados para la vida laboral. Estos datos son acordes con el nivel de insatisfacción que muestran sobre el grado de adecuación de la educación para el futuro laboral de los jóvenes. El 48% de los profesores se muestra disconforme en cuanto a la formación práctica que ofrece el sistema educativo actual.

Por otro lado, el 35,5% de los profesores se encuentra satisfecho con el interés que muestran los alumnos en su formación, frente al 20,4% que no opina de la misma manera. Además, la mayoría de los profesores, el 45,3%, valora positivamente el respeto que sienten por parte de los estudiantes.

De cara a proponer medidas para la mejora de la educación, el 76,8% de los profesores considera de mucho interés incorporar en la enseñanza programas y actividades de educación financiera. Además, el 90,5% piensa que la enseñanza de temas relacionados con la economía y empresas debería ser obligatorio.

En este aspecto, el 34,8% de los profesores ve un gran potencial entre sus alumnos para llegar a ser futuros emprendedores, frente al 23,8% que opina lo contrario. Entre las principales motivaciones que piensan que pueden tener sus alumnos para emprender se encuentran: poder enfocarse en las actividades que les gusta hacer (29,2%), garantizarse un empleo en tiempos de crisis (24,3%) y ser sus propios jefes para tener más libertad (22,3%).


__

Europa Press





©2021 | Revista VEINTE de Recursos Humanos

Política de privacidad