· 

Manuel Peiró - UNIR

Manuel Peiró

Manuel Peiró
@PeiroManuel
UNIR
www.unir.net


UNIR trabaja intensamente para ofrecer una excelente experiencia educativa a sus alumnos y como indica Manuel Peiró, sin el apoyo de las empresas, esto no podrían conseguirlo.


V.- Manuel Peiró, ¿qué relación hay entre universidad y empresa?
MP.- La universidad tiene claro que existe una gran inversión de las empresas en innovación y diseño de nuevos productos y servicios, y que eso provoca la aparición de nuevos perfiles profesionales que tendrán que ser formados por la universidad.   Los masters del futuro se están gestando hoy en las empresas punteras de cada sector, y ese conocimiento es clave para poder alinear la universidad con los perfiles profesionales de futuro.


V.- ¿Y cuáles son esos perfiles que más preocupan a las empresas?
MP.- Hay un denominador común en las habilidades que más demandan las empresas y que indican tener
dificultades a la hora de reclutar, y son todas aquellas habilidades STEAM, que tienen que ver con la escasez de perfiles relacionados con conocimientos científicos, tecnológicos, de ingeniería o matemáticas que hayan complementado el aprendizaje de estas materias con el desarrollo del pensamiento divergente y el incremento de la creatividad y la innovación entre sus cualidades.


V.- Entonces, sí existe relación entre universidad y empresa.
MP.- Sí, desde el Área de UNIR Corporate Services se trabajan varias líneas de apoyo y colaboración con más de 5.000 empresas en 90 países que conforman nuestra Red de Partners para el Empleo.


V.- ¿ Y en qué consiste ese apoyo?
MP.- Apoyamos a los departamentos de RRHH y Formación de las empresas en el diseño de planes formativos dirigidos a sus empleados en los que damos cabida a los expertos de la empresa. Diseñamos con ellos programas de captación de talento internacional, impulsamos sus programas corporativos de reclutamiento entre la comunidad UNIR y nos sumamos a sus estrategias de Employer Branding a través de las herramientas off y on line que dispone la universidad. Y además, todas las empresas de la Red de Partners reciben de manera gratuita servicios de la universidad dirigidos a reducir esta brecha con el talento universitario: nuestro Portal de Empleo y Prácticas, las Ferias Virtuales de Empleo internacionales, nuestro programa Headhunting Club, las Openclass con expertos de la Red de Partners, el programa Inside the Company...

 

V.- Manuel, ¿cuál es la apuesta de UNIR?
MP.- En UNIR aspiramos a ser el mejor aliado de empresas y estudiantes para generar el mejor empleo posible a través de una formación de calidad y un servicio personalizado. La personalización de servicios  es clave y la universidad no está al margen de los hábitos y expectativas de los estudiantes y empresas. Por ejemplo, desde el Área de Empleabilidad de UNIR lanzamos propuestas pensadas para los diferentes colectivos por materia de conocimiento, por rango de edad, por disponibilidad horaria, por país de residencia, por experiencia profesional, etc. Es un verdadero reto, pero más allá de considerarlo una dificultad sabemos que supone un valor añadido para las empresas, porque buscan diferentes perfiles internacionales y UNIR se convierte en un aliado perfecto para encontrar talento en más de 90 países.


V.- ¿Y en qué estáis trabajando ahora?
MP.- Estamos incorporando a nuestros grados y masters la modalidad de prácticas virtuales, que es una necesidad por parte de las empresas y una latente modalidad de empleo. Hoy ya existen las herramientas TIC colaborativas necesarias para garantizar el correcto desempeño de muchos profesionales teletrabajando para sus empresas y tiene sentido que, desde la universidad, se pueda aportar a los alumnos la posibilidad de realizar prácticas virtuales y se les forme en las cualidades necesarias para optar a un puesto de trabajo que requiera esta modalidad. Además, esta modalidad de incorporación al mercado laboral a través de herramientas tecnológicas supone una oportunidad real y efectiva para muchas personas con talento que sufren alguna limitación relacionada con su movilidad.

 

V.- Y dentro de 10 años, ¿qué crees que cambiará en la relación entre universidad y empresa?
MP.- Lo que espero es que, cada vez más, las empresas tengan la posibilidad de participar en los planes formativos y contenidos que se imparten en las aulas y, a su vez, la universidad tenga un mayor rol y participación en el desarrollo de los sectores productivos del país a través de numerosos y eficientes proyectos de I+D+i que se generen desde la universidad con un objetivo claro, medible y trasladable a una solución real y necesaria para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Aunque es una labor gradual, la verdad es que espero que esto sea cuanto antes mejor, en menos de 10 años si es posible.


V.- ¡Muchas gracias, Manuel Peiró!